30.9.11

El segundo pecado

Cuando se hacen todas estas pruebas, las PAAU, sexto de primaria,
cuarto de ESO, etcétera, etcétera, resulta que, mira por donde, estos niños
y niñas, estos chicos y chicas, sacrificados bajo la durísima hacha de la
inmersión lingüística catalana, en catalán, perdón, sacan las mismas notas de castellano
que los niños y niñas de Salamanca, de Valladolid, de Burgos y de Soria.
Y no le hablo ya de Sevilla, de Málaga, de La Coruña, etcétera,
etcétera, porque allí hablar castellano, efectivamente, pero a veces,
a algunos no se les entiende. A veces no se les acaba de entender
del todo pero hablan castellano” (*) (el President de la Generalitat
en su intervención ayer en el Parlament de
Catalunya al ser interpelado por Albert Ribera, de
Ciutadans per Catalunya)

Estos días estoy leyendo una reliquia de la antipsiquiatría, un libro de Thomas S. Szasz titulado El segundo pecado: Reflexiones de un iconoclasta,cuyo prefacio está datado el 1 de junio de 1972. Es libro que hay que leer con sumo cuidado, no solo porque es jugoso, sino porque es vigoroso, y porque los que me conocen ya saben que tanto "iconoclasta" como "heterodoxo" como cualquiera de sus sinónimos en todas sus acepciones son palabras que me gusta dejar en cuarentena y hasta en año sabático. No olvidemos que hay mucho iconoclasta clientelar y mucho heterodoxo requeteintegrado. Además en nombre de la antipsiquiatría y de la desinstitucionalización de los enfermos psiquiátricos así diagnosticados, se han cometido tantos errores como los que podemos arrogar a la psiquiatría y la institucionalización. Y cuando Ernest Lluch, ministro de Sanidad de los primeros ochenta, erradicó prácticamente la mayor parte de las instituciones psiquiátricas, le trasladó el problema a las madres de los enfermos más severos que -como ustedes saben- cuando a veces dejan de tomarse su medicación la toman con ellas.
Y sin embargo me inspira el mayor interés leer El segundo pecado para que me acompañe en mi reflexión sobre la supresión de la libertad en las escuelas, en las cárceles y en los hospitales, tema que no diré que es un trending topic ni nada que se le parezca, pero que habría que revitalizar porque la ortodoxia heterodoxa está de un intervencionista que apabulla. Si el subtítulo es medio malo, lo que sí es muy bueno es el título, "el segundo pecado", que hace referencia a lo de Babel, no a la gula. Suponiendo que el primer pecado o pecado original fue el atrevimiento de querer conocer el árbol del bien y del mal, el segundo sería la pretensión babilónica de hacer una torre que llegara hasta el cielo aprovechando que por aquel entonces (el tercer milenio antes de Jesucristo), todos hablaban el mismo idioma y era fácil sumar fuerzas. Statz reinterpreta a mi entender el mito y considera que el segundo pecado atiende no a la soberbia humana sino a "hablar claro".
De manera que dado que no he leído en su integridad el libro de Statz, que considero primordial para el tema de la confusión del lenguaje, me remitiré a mis propias reflexiones, aún a sabiendas de que no tienen el menor interés. La primera que se me antoja es la de que algunos medios de comunicación han condenado la broma de Artur Mas. La segunda, que algunos se han referido a ella como la mofa del acento gallego y andaluz, cuando podría haberse hecho no solo sobre el acento sino también o a cambio sobre la gramática (morfología y sintaxis) y hasta sobre el léxico. La tercera, a la que me sumo y me sumaré siempre, es sobre la particularidad de que lo que se suele hablar es español, ya que el castellano es la variedad propia de Castilla-La Mancha y de CyL aparte de ser uno de los substratos históricos del español. Esto lo vengo diciendo en este blog y en *A la flor del berro desde tiempo inmemorial y no me cansaré de decirlo. Otra cosa es que el término usado en la Constitución sea el de "castellano", supongo que porque en la fecha de su redacción se consideró feo llamarle "español" -en pie de equivalencia a la denominación para lenguas similares, como "inglés", "francés", "chino" e "italiano"- a un idioma que no debía imponerse territorialmente. Y así ha abundado y dominado a cambio un absurdo como el de oír a un argentino o a un chileno que habla "castellano", una variante que ya quisiera yo poder usar bien.
Aunque mi primer post en el blog fue en desacuerdo con una frase de Jordi Pujol en general todos estaremos de acuerdo sobre su inteligencia, su cortesía, su buen juicio o seny y la adecuación de sus palabras en todo momento:
"El título “Juicio severo" es del expresidente de la Generalitat de Catalunya, Jordi Pujol, a una colaboración suya en La Vanguardia del primero de agosto. Empieza “las cosas han llegado a un punto de vergüenza” y acaba “Pero también he hecho mis deberes con respecto a España. Nadie podrá negármelo. Celebro poderlo afirmar con tanta seguridad. Y por ello tengo derecho a ser crítico con España. A reclamarle y exigirle que actúe con justicia elemental, también respecto a Catalunya”. La transcripción es exacta: es “celebro” y no “cerebro”, es “respecto” y no “respeto”, es “crítico” y no “críptico” o “cítrico”.
Pues ahora, a la vista de las impertinencias del actual presidente de la Generalitat de Catalunya y del delfín, Oriol Pujol Ferrusola, que cada vez que habla molesta, es cuando veo que lo han hecho aún más bueno (a Jordi Pujol) de lo que era. Es decir que unos años después de haber escrito "Juicio severo y verdades superpuestas" debo admitir que aquella actitud era cosa de trescientas setenta y cuatro veces mucho mejor que la que hoy cunde. Hasta en cierta manera lamento no haber transigido más y valorar la mesura de Pujol y hasta la sana causticidad de Alfonso Guerra en periodo electoral. A no ser, dirán otros, que el silencio ante lo pequeño nos impida frenar después la mayor. Si ven el vídeo de la intervención de Artur Mas podrán apreciar además como en el hemiciclo, cuando la cámara rodea a Albert Ribera, aparecen delante en sus escaños Ferran Falcó i Isern (Convergència Democràtica) y Xavier Dilmé i Vert (Unió Democràtica de Catalunya). Los dos están muy risueños pero con unas sonrisas que también molestan, porque hay en ellas un cierto mohín de arrogancia y menosprecio. Se esperaría de los "padres de la patria" un poco más de talla moral y de saber estar. Pero no.
Lo ideal sería que de verdad no nos entendiéramos, ya que entendernos -como los discípulos el Pentecostés- no es posible. Lo ideal sería que un niño de La Coruña no pudiera entender de verdad lo que dice Artur Mas cuando piensa estar haciendo gala de una locuacidad y una elocuente oratoria ciceroniana, y que eso pasara con todos nosotros. Entre vecinos, entre familiares. Entonces quedaría la pelea de garrote, como en el cuadro de Goya, la dominación pura y dura o bien el hacer por entenderse. Y no solo por ganar terreno, eh, que esa es otra.
Ah, y los chicos y chicas de Cataluña no sacan las mismas notas en las PAAU que los de Salamanca, "etcétera, etcétera".

"Turris Babel" de Athanasius Kircher
__________

“Quan es fan totes aquestes proves, les PAAU, sisè de primària, quart d’ESO, etcètera, etcètera, resulta que, mira [sic] per on, aquests nens i nenes, aquests nois i noies, sacrificats sota la duríssima destral de la immersió lingüística catalana, en català, perdó, treuen les mateixes notes de castellà que els nens i nenes de Salamanca, de Valladolid, de Burgos i de Soria. I no li parlo ja de Sevilla, de Málaga, de A Corunya, etcètera, etcètera, perquè allí parlen el castellà, efectivament, però a vegades, en [sic] alguns no se’ls enten. A vegades no se’ls acaba d’entendre del tot però parlen castellà”


"El segundo pecado" está protegido por una licencia SafeCreative #1109300172826

28.9.11

Llega un día

e comenta mucho estos días el retoque de una fotografía de Carme Chacón en el suplemento de moda de "El País". Como me temo que la fotografía puede desaparecer de donde la he bajado, la he colgado en mi Picasa. Lo que no pienso hacer por ahora al menos es incrustrar la imagen en el Álbum, sobre todo habiendo incorporando tan recientemente la porquería del Festival Cómico taurino de Camprodon. Fotos de mal gusto hay tantas en internet, incluso con blogs especializados en tal materia, que por mi parte no voy a añadir ninguna ni tampoco quisiera hacer eco de nada que no sea aquello a lo que les tengo acostumbrados. La foto de la ex-ministra de Defensa tiene un cruce de piernas que no es que se parezca al famoso cruce de piernas de Sharon Stone en "Instinto básico" (Paul Verhoeven, 1992) no, es que más bien es un nudo gordiano o hasta un nudo imposible de Escher  porque resulta que le han puesto un pie izquierdo en su pierna derecha o una pierna derecha en su pie izquierdo y viceversa, todo con Fotoshop, por supuesto. ¿Barroso? ¿Una bravata en pro de la juventud de la candidata descartada? Glamour obrero.
También se comentó si era lícito y probo y todo aquello sacar a la luz pública la foto de Michael Jackson moribundo o muerto. Como esta cabeza mía va de una cosa a la otra y todas se acaban confundiendo como en un puchero, mi memoria me llevó a aquellas imágenes tan espantosas de la ejecución del que fue presidente de Rumanía, Nicolae Ceaușescu, y de su esposa, el 25 de diciembre de 1989:
"El 25 de diciembre Ceaușescu y su mujer fueron condenados a muerte por un tribunal militar en un juicio sumarísimo sin ninguna garantía jurídica, validez legal ni posibilidad de defenderse de las acusaciones, bajo los siguientes cargos: genocidio, daño a la economía nacional, enriquecimiento injustificable y uso de las fuerzas armadas en acciones en contra de civiles, siendo ejecutados por fusilamiento en un cuartel militar en Targovişte. Cuando era llevado al patíbulo, Ceaușescu exclamó "¡Viva la República Socialista de Rumania! ¡La Historia me vengará!" y murió cantando La Internacional. Luego, algunas escenas de estos sucesos fueron trasmitidas por la Televisión rumana para calmar a la población (ya que seguía habiendo combates entre los partidarios y opositores a Ceausescu)." (Wikipedia)

Ejecución de los Ceaușescu el año 1989

Parece que por cada bala que se empleó en  Ceaușescu, se emplearon 10 en su esposa. Así que si les digo que a él le dispararon 11 veces no hace falta decir más. Un horror. Recuerdo perfectamente bien que esas imágenes aparecieron en nuestra TV1. Luego ya casi a diario han proliferado estos documentos gráficos y es lo más normal del mundo ver cuerpos destrozados en la televisión, el final de Mussolini, todo género de escenas violentas o denigrantes o repugnantes en Youtube y -como decíamos días atrás- que muchas personas hablen de su intimidad públicamente como si eso por otra parte pudiera interesarle a alguien, que se ve que sí.
Por alguna razón, que no sé si me enaltece o no, les confieso que lo único que recuerdo de una novela histórica que hace años le leí a Ángeles de Irisarri, sobre Doña Urraca, fue como en Santiago de Compostela el pueblo echó la reina al fango, donde la golpearon y desnudaron y vejaron. Lo que no recuerdo bien son los entresijos de las luchas dinásticas entre Castilla y Galicia que le llevaron a ese mal momento y casi se me había olvidado que Doña Urraca en los últimos años de su reinado fue particularmente cruel con la ciudad y la sometió a gran represión, cosa que ilustra muy bien la máxima china por la cual se suele aconsejar "no ataques, no ataques, no ataques; pero si atacas, mata".
Y yendo de una cosa a la otra, como les digo, no puedo dejar de pensar no ya en Doña Urraca o en Ceaușescu sino por ejemplo en Boi Ruiz, nuestro desgraciado Conseller de Sanitat, o el Honorable President de la Generalitat, Artur Mas, no menos desgraciado y por ende el cargo público que más cobra en España. El desmantelamiento de la Sanidad Pública nos afecta a todos, absolutamente a todos los ciudadanos que vivimos en Cataluña. Porque todos podemos enfermar y precisar de la tecnología que solo está en los centros sanitarios públicos. Los recortes que a cada paso está haciendo el Govern son aberrantes. Pero además se imponen de espaldas a los técnicos (médicos y personal sanitario en general) y se anuncian erráticamente en la prensa o en los media que, por cierto, no sufren recortes. El aparato de propaganda no se toca. Tampoco la inundación lingüística. Tampoco los sufren los Mossos d'Esquadra. Pienso menos en Josep-Lluís Carod Rovira, que aunque es por su formación filólogo de Filología Catalana, ha sido nombrado asesor en un hospital de Tarragona. Pero también pienso. Y en cómo se atreven con la Sanidad y los geriátricos concertados, donde es altamente improbable que se pueda hacer una huelga ni japonesa ni nada. Y aunque en el Álbum nos repugna de profundis la violencia, no nos parecería extraño ni raro ni curioso que a alguien en su desesperación o despecho o rabia se tomase la justicia por la mano y se liara a mandobles y escupitajos con esos dos hombres de soberbia descomunal y les dijera cuatro cosas. Porque a todo el mundo le llega un día que se le inflan las narices.

"Llega un día" está amparado por una licencia SafeCreative #1109280160059

26.9.11

Algo mejor

Los correbous y los festivales cómicos con toros están permitidos en Cataluña, las corridas se han prohibido. Por todo comentario dejo dos vídeos para que cada cual decida, si quiere, qué es lo que hiere en cada caso su sensibilidad, qué su inteligencia.
*
Festival cómico en Cardona

25.9.11

Post 698: Cada loco con su tema


"O que é tolo é do meolo" (*)
Refranero gallego


ienen las estadísticas y las cifras en general su qué. Hace unos días quien más quien menos atisbaba los números negros de los patrimonios de los prohombres y las ministras teñidas de rubias, con delicuescencia, por ver cuánto dinero tenían. También parece que el máximo atractivo del neutrino es que es más veloz que la luz. Y a la mente, "la loca de la casa", le gusta agarrarse a esos datos que curiosamente se olvidan pronto, de manera que pasadas unas horas lo más normal es que no recordemos si la cifra de solteros en China es de 40 millones o de 400. Y sin embargo miro las estadísticas de este blog y observo que la entrada "FRS 635" -que trataba sobre el coche de "Thelma y Louise" (Ridley Scott, 1991) y sobre las sillas y los asientos- es la que ha merecido, o como se diga, más visitas. Sabe Dios si es por la mención al Ford Thunderbird azul nácar o por cualquiera de las referencias que hay a los coches de Clint Eastwood, Starsky y Hutch, o si son las sillas, que hay un montón desde la eléctrica hasta la Fabergé Imperial.
No sabe una qué es mayor, si el "choque" que se produce entre quien da con este blog o el que pudiera cultivar yo misma cuando imagino la decepción o el chasco o simplemente lo que se llamaba en los webómetras "rebote".


Estadísticas de entradas del "Álbum del tiempo" (octubre 2010-septiembre 2011)

Como parece que se está desarrollando una tecnología que va a permitir cambiar de canal televisivo o cambiar el volumen con el pensamiento, a impulsos de la voluntad, es posible que esa tecnología también llegue a los ordenadores personales y que el factor "rebote" se vea acelerado por pulsiones más rápidas que las de los terminales nerviosos de las manos. Habrá que instalar neutralizadores contra órdenes que no sean las nuestras y habrá que prever que nuestros pensamientos tengan actos fallidos que en vez de minimizar una ventana eliminen una página o activen el botón "comentario inapropiado". Lo que no sé es cómo se manejarán nuestras contradicciones, esos momentos en que la mirada contradice nuestra voluntad, lo que queremos se contradice con lo que creemos que debemos. Habrá que dejarse llevar, como siempre.
De hecho, a veces he observado, no aquí por supuesto, que los comentarios, aunque están más o menos centrados en la entrada, tienen como vida propia. Y lo mismo que a veces quien escribe no sabe lo que se dice, el que comenta habla de lo que le sale. Eso lo pensé ayer ante las decenas de comentarios de un tal Catalano en una noticia de "La Vanguardia". La noticia, que trataba sobre el aplazamiento del pago de unos 1000 y pico euros por trabajador y semestre (en el Institut Català de la Salut), quedó no ya en un segundo plano, sino a cosa de millones de neutrinos de los comentarios de Catalano, que además se expresaba con mayúsculas y amonestando a todo bicho viviente que se atrevió a dejar por allí alguna frase. El nombre me suena de otras ocasiones, porque tengo que confesar que en mis momentos bajos al final de una jornada un poco estresante gusto de mirar no las noticias, no, los comentarios que dejan estos ciudadanos. Catalano siempre dice lo mismo. Y el otro día seguí el rastro de un señor en "El mundo" y lo mismo. Y tampoco tenía nada que ver, o muy poco, lo que decía con lo que se ofrecía.
Decía Gabriel García Márquez que solo hay 36 peripecias posibles (y sus combinaciones, claro), y aún me parecen muchas, pero es cierto que nos movemos siempre entre la inagotabilidad y el más de lo mismo, en el filo de la maravilla y el cansancio. Esa es nuestra naturaleza y hay que aceptarla porque no queda otra.

(*) Trad. lit., "El loco lo es de meollo" [de medula, de raíz]

El post 698 "Cada loco con su tema" está amparado por una licencia SafeCreative #1109250130082

24.9.11

Casos reales


"O que se cala sempre se pode decir; o que se di, nunca se pode calar"
Refranero gallego


uelen verse en las series televisivas donde aparecen hospitales por lo menos dos situaciones que son irreales. Una, la de que se da asistencia urgente a un paciente, incluida la reanimación, delante de su familia. Otra, la de informar sobre el estado de salud de un ingresado con total libertad. Como la primera situación ya se ve que busca el dramatismo y cualquiera puede entender que es nefasta para todos los implicados, en la vida real, paso directamente a la segunda situación, la que conculca la confidencialidad de los datos clínicos de los pacientes.
El título del post hace honor no solo a aquella apostilla que aparece en algunas teleseries ("basada en hechos reales") sino que pretendo denunciar un fake internetero que corre estos días por los correos electrónicos y que transcribo en nota como ejemplo y modelo de lo que no puede ser y además no debe ser ni debe de ser (*).  Los primeros que tenemos que saber que el estado de salud de un paciente es confidencial somos los trabajadores sanitarios y no sanitarios de un centro hospitalario. Incluso lo es el diagnóstico y el tratamiento y por supuesto si está ingresado o lo estuvo o no.
Hace años, en el servicio de Documentación Clínica de un hospital de tercer nivel atendí la llamada de alguien que se presentó como una voluntaria de Cruz Roja que había hecho los primeros auxilios a un accidentado de tráfico que se había encargado de traer a nuestras Urgencias. Quería saber si el accidentado tenía el virus HIV y para sonsacarme la información recurrió a los pormenores de las heridas del siniestrado. Mientras yo no soltaba prenda y ella me iba describiendo como estaba todo lleno de sangre y demás, yo iba mirando en mi pantalla los datos que había sobre el nombre que ella me había proporcionado. Quiero decir con ello que yo podía acceder prácticamente a toda la información que había sobre el individuo, pero que no por eso podía darla. Después de atender la llamada hasta donde yo supe, la pasé a la responsable de nuestro servicio, que además le informaría de las alternativas que tendría, que las hay.
Otros casos reales tenían que ver con chungueces relacionadas con seguros y divorcios y enfermos terminales y herencias legítimas e ilegítimas, tema que entraña una crudeza tan sórdida y que demuestra tan mezquinamente la bajeza en que caen algunas personas por codicia, que prefiero solo dejarlo enunciado. Pero sí, hay personas que se interesan por el estado de salud de su ex-mujer o ex-marido, etcétera, simplemente por razones económicas.
Hay casos reales muy comunes y no porque sean frecuentes tenemos que pensar que son admisibles, que se dan cuando el propio personal del hospital enferma. Lo correcto sería interesarse por la mejora de su salud y no preguntar ni por supuesto pedir más explicaciones. "Espero que se recupere pronto" ya deja por sentado nuestro interés e invita a que se nos diga todo lo más que el restablecimiento está garantizado o que en pocos días volverá a su puesto de trabajo nuestro compañero. Todo lo que se diga de más es faltar a la intimidad y a la confidencialidad.
Sin duda el caso real más truculento que conozco es el de dos compañeras que se tenían un cierto rencor y mucha inquina. Una de ellas, que todo el mundo sabía que tenía un lío de larga duración con un señor casado, llevó al laboratorio una prueba de embarazo a nombre de la otra. No se dirá que la idea no fuese de lo más sagaz y por encima pérfida.
"Gossip", de Norman Rockwell


___________


(*) "EL PACIENTE DE LA 376. CASO REAL , CORTITO Y MUY BUENO. HECHO REAL (Ring, ring, ring)
- Hospital Xeral de Lugo bos días.
- Si, Buenos días, quisiera hablar con alguien que me de información sobre un paciente que está internado.
- ¿De qué paciente se trata?
- Se llama Antonio Comesaña Otero y está en la habitación 376.
- Un momento, le paso a enfermería.
- Buenos días, habla la enfermera Luisa Casal , ¿en qué puedo ayudarle?
- Quisiera saber las condiciones clínicas del paciente Antonio Comesaña Otero de la habitación 376, por favor.
- Un minuto que voy a localizar al médico de guardia.
- Buenos días, habla el doctor Quirós, ¿en qué puedo ayudarlo?
- Verá doctor, quisiera que me informasen sobre el estado de salud de Antonio Comesaña Otero de la habitación 376.
- A ver, un minuto que consulto la ficha del paciente.
- Bueno, gracias

- Aquí está. Veamos, hoy se alimentó bien, la presión y el pulso se mantienen estables y está respondiendo bien a la medicación por lo que mañana le retiraremos el monitor cardíaco, si continua en esta línea le daremos el alta en dos o tres días.
- ¡Muchas gracias doctor, no sabe usted la buena noticia que acaba de darme! ¡Joder que alegría!
- Me alegro hombre, ¿quién es? ¿Su padre?
- No, no, que va, yo soy Antonio Comesaña Otero y estoy llamando desde la habitación 376, lo que pasa es que aquí todo el mundo entra y sale del cuarto cuando le sale de la polla, parece que hablan entre ustedes en chino y a mí ni Dios me dice un carallo."



 "Casos reales" está registrado en SafeCreative bajo una licencia #1109240124169

23.9.11

From me to you



 

l año 2008 el anuncio navideño de John Lewis reversionaba la canción de The Beatles "With love from me to you". El anuncio de "La Caixa" que está ahora en antena y que tiene más créditos que "Lo que el viento se llevó" es minimal pero sigue también la moda de la voz femenina tipo "Lolita" y entre natural, light y postposh. Fundamentalmente el anuncio es esa voz y se diría que representa la famosa recesión por la economía de detalles y el poco gas. La versión de los Beatles la oí tantas tantas veces en mi remota adolescencia que estas otras, que al parecer son de un grupo llamado Sound garden, se me hacen muy extrañas. Después, una mira toda la gente que hay detrás de un pequeño anuncio de medio minuto y se da cuenta de lo que habrá costado. No de tiempo o trabajo, de dinero, que es otra magnitud mucho más volátil, impredecible y hasta a veces inconmensurable. Y es que así como para  la báscula de baño de mi madre pesa lo mismo un paquete de Sugus que su cuerpo serrano que un kleenex y yo hace años que peso igual, para el mundo del dinero todo ello depende de tantas cosas que al final todo vale lo que uno esté dispuesto a pagar más el IVA. Incluso se diría que el amor es como el dinero pero sin IVA o que el dinero es amor con IVA.

Fuente: Anuncios

Anuncio de John Lewis (Navidad de 2008)

El post "From me to you" está registrado en SafeCreative #1109230117508

21.9.11

Ojo agua Mas


teinberg otra vez. Se dirá que como dibujante no era impactante, pero tiene mucha gracia. En los dos sentidos de la palabra gracia. La lámina de hoy me ha recordado que el apelativo "salami", más allá del embutido, remite que yo sepa al menos a dos acepciones: una, al delito informático por el cual alguien que va sisando pequeñas cantidades al redondeo las ingresa imperceptiblemente en una cuenta propia que se engrosa; otra, la del autor de publicaciones científicas que de un artículo hace cuatro, de manera que consigue un currículum o productividad más extensa desde una sola investigación inflando un supuesto hallazgo u observación para poder aparecer más en las bases de datos bibliográficas. 
Aquí tengo claro lo de la LPU o mínima unidad de publicación y no se me escapa que los tres últimos posts esencialmente tocaban el mismo tema aunque lo acometían desde puntos diferentes, como si este álbum fuera un lugar de merodeo, que lo es. Y de emboscamiento, que también lo es. Sin quererlo o de la manera más ingenua, y con las debidas distancias y las más odiosas comparaciones, llegué en mi merodeo a lo que llegó Eisenstein, el cineasta, en el montaje de "El acorazado Potemkim" (1925):
Al parecer la escena de la escalera de la matanza de Odessa, es técnicamente hablando del tipo de montaje llamado rítmico (por oposición al montaje métrico, basado en la longitud de los fragmentos, y al montaje tonal, basado en tensiones cromáticas). Es decir, para el montaje de las tomas Eisenstein (*) hizo que el ritmo de los pies de los soldados al descender la escalera fuera a un ritmo diferente del de los cortes, y parece por eso engranado en el del cochecito del bebé que se precipita trágicamente peldaños abajo. Leemos en la Wikipedia que Eisenstein derivó “sus teorías sobre el montaje del estudio de los ideogramas japoneses, en los que dos nociones yuxtapuestas conforman una tercera, como por ejemplo: ojo + agua = llanto; puerta + oreja = escuchar; boca + perro = ladrar”. Para Eisenstein, como para mí en mi pobre blog, el montaje es: «Una idea que surge de la colisión dialéctica entre otras dos, independientes la una de la otra».
(*) Se diría que el propio Eisenstein aparece en la película “interpretando” la mujer cuyo hijo es herido, pero no estoy totalmente segura. Josefina Darriba me dice que sí. Una de los homenajes de la escalera de Eisenstein se encuentra en una escena de “Los intocables de Eliott Ness” (Brian de Palma, 1987) (Uno y uno son tres)

Además, esta especie de colisión dialéctica -llamésmole así por llamarlo de alguna manera- me gusta porque pretendo inmunizarme contra el pensamiento basado en argumentos antitéticos: ojo o agua, o puerta o oreja.
Dibujo de Saul Steinberg
"Colisión dialéctica" para mí más bien es la de ayer de Artur Mas, nuestro presidente con aspecto de madelman, el indesinflable honorable Mas. No hace ni veinte días que estaba diciendo que Cataluña no solo iba a salir pronto del déficit en que la había hundido el Tripartit sino que además estaría  tan boyante como para estar en condiciones de comprar deuda. Ayer ya estaba ofreciendo más bonos patrióticos para salvar la propia. Vaya.

"Agua ojo Mas" está amparado por una licencia SafeCreative #1109210104559

20.9.11

Post 694: Telepredicación

"La mediocridad es la incapacidad de apreciar, aspirar y admirar la excelencia. El primer grado es el simple, que ni le importa ni la entiende, y es feliz con la satisfacción de sus necesidades básicas. El segundo es el fatuo, que quiere ser excelente, aunque no entiende en qué puede eso consistir, por lo que sólo puede imitar, copiar o fingir. No es dañino, aunque, si tiene un puesto importante, puede agobiar a los demás con exigencias burocráticas que sólo pretenden dar la impresión de que está haciendo algo importante. El verdaderamente peligroso es el mediocre inoperante activo, ser maligno incapaz de crear nada valioso, pero que detesta e intenta destruir a todo aquél que muestre algún rasgo de excelencia" (Luis de Rivera en "La Vanguardia")



endríamos que considerar dentro de la mediocridad llamada fatua la manía de regodearse en la burla y el desprecio. Estoy pensando en uno de los  modelos más claros, Ferran Monegal, el director de un programa de BTV -una de las televisiones públicas que soportamos en Barcelona-, "Telemonegal", que trata sobre la telebasura y demás. Ferran Monegal copia o imita los telediarios y toda la bazofia que pretenden darnos, no las sirve con honda (que no con onda o buena onda) y en un tono de voz a medio camino entre el telepredicador , el pseudocientífico y el vocero indignado corona el refrito con un lapo de bilis más cítrico que crítico.  Es evidente que al escrachar, como se dice en la Argentina, la figura de este periodista yo misma caigo en aquello que critico y así, ojo por ojo diente por diente, nos va yendo.
El domingo me sorprendió en el programa "Lágrimas en la lluvia", de la denostada Intereconomía, la intervención del Profesor Manuel Carreira, jesuita, astrofísico, teólogo y si no recuerdo mal también filósofo. Por lo general suelo usar las titulaciones con mucho cuidado, de manera que acostumbro a reservar por ejemplo la palabra "filólogo" no para los que han obtenido una licenciatura o un doctorado o un grado en Filología, sino por los que han hecho algo por la Filología. Manías que tiene una. El padre Carreira hablaba con la precisión y la claridad propias tanto del científico "de verdad" como de las otras disciplinas que ha estudiado que simplemente, de acuerdo con la moderna distribución del saber, no son científicas porque no tratan sobre la materia. Hablaba tan bien precisamente del enfrentamiento o no de la fe y la ciencia, que los otros participantes del debate -que no eran mediocres ni mucho menos- ostensiblemente le cedían su tiempo. Solo por eso, por ver una tertulia donde los participantes no se atropellan, valía la pena ver el programa. Hace un año aquí tuve mi modesta reflexión sobre el libro que estaba a punto de publicar Stephen Hawking y en especial sobre una de las frases que pillé en un extracto que como primicia había publicado "The Times": “Because there is a law such as gravity, the universe can and will create itself from nothing. Spontaneous creation is the reason there is something rather than nothing, why the universe exists, why we exist” (Stephen Hawking, The grand design). El Prof. Carreira demostró anteayer como esa aseveración y otras del libro carecen de fundamento científico e incluso me pareció que las conceptuaba de "estupidez", cosa que desde mi ignorancia yo también había advertido. ¿Qué razones movieron a Hawking a publicar una estupidez declarada y sin rigor científico alguno?
Estos días se ha estrenado precisamente "El árbol de la vida" (Terrence Malick, 2011) aunque tengo la sensación de que es una especie de macropowerpoint y yo espero del cine otra cosa. De todas maneras ha recibido muy buena crítica, según tengo entendido, de modo que ya va a resultar difícil y antipático introducir ni una sola idea que cuestione su valor. En cualquier caso no sé si la veré. Hace unos años había que ir a ver 30 películas para ver 1 que fuera realmente potente; ahora hay que ver 300. 
Cuidado, si seguimos así todos nos vamos a convertir en telepredicadores.
Saul Steinberg, "Communication"
El "Post 694: Telepredicación" está amparado por una licencia SafeCreative #1109200097700

17.9.11

La tercera persona del plural

yer estuve en Cosmocaixa, el Museu de la Ciència, y aunque tengo pasados allí muy buenos ratos solo conseguí interesarme por los peces. Me acerqué a un acuario y noté que una carpa me había visto. Es una sensación bien curiosa que seguramente no toca ni de lejos el locus coeruleus aquel ¡Soy tan ignorante! Pero de la misma manera que oigo a los economistas macroeconomistas hablar de la prima de riesgo como si fuera una prima lejana o como hablan los metereólogos de las tormentas, como de algo ajeno y atmosférico, a veces oigo hablar con encono a los científicos o investigadores de los banqueros y los bancarios.  Proverbialmente es mucho menos habitual por no decir nula su animadversión hacia los productos transgénicos que como el maíz o la soja incorporan pesticidas a la cadena de alimentación. y a las explotaciones ganaderas. Todo lo más que conseguiremos arrancarle a un biólogo, un veterinario o un médico es que la transgenia alivia el hambre en el mundo o lo del "negocio de la alimentación". o lo prácticas que son las sandias sin pepitas. Son poquísimos los médicos que se exponen a denunciar los desmanes de la industria farmacéutica. Pienso en la Plataforma "No gracias", en Teresa Forcades, Joan R. Laporte y no se me ocurre muchos más. Estos profesionales inmediatamente son puestos bajo sospecha de alumbradismo ya no por los tarugos o bizcochables integrados, que saben en definitiva que con la discreción les va mejor, sino por opinionólogos que como médicos o farmacéuticos son más bien mediocres y que están viendo una oportunidad de un cierto relumbrón y vidilla en la Medicina 2.0.

La manía que tenemos todos de referirnos a los malos con la tercera persona del plural está en Sanidad y en todo. ¿No ven los médicos y los biólogos cómo está el patio, su patio? Están algunos tan obcecados con sus "enemigos naturales" en el ecosistema de la depredación que no ven más allá de los banqueros y los burócratas. Este verano he visto muchas adolescentes con celulitis y niños que a mi entender están trastornados de los nervios. También he sabido de algún ictus por la píldora abortiva socialista, cuestión que ha desempolvado -si se me permite la expresión en este contexto- el viejo tema de los peligros  cerebrovasculares de la anticoncepción. Como entre una cosa y otra, sin entrar en detalles, estamos ante la generación más infecunda de la historia de la humanidad y  de la bestialidad, no sé si por la gran cantidad de pollo que comemos (como dijo Evo Morales), el negocio de la fertilidad, que también juega con las hormonas, convierte a mujeres que se habían quedado como pulardas químicas sin fuerza uterina y enchochecidas en una especie de Schwarzeneggers ovulantes. Por cierto, gracias a Hernán J. González (Esperando nacer) conozco la página Forvo, donde pueden ustedes recrearse en la fonética de la palabra Schwarzenegger en inglés y alemán. 

Por todo ello y mucho más me resultó tan emocionante el encuentro con la carpa del Museu de la Ciència de Bancaixa o como quiera que se llame ahora La Caixa. Un ser lleno de belleza y virtudes.

Mera fotografía amparada por una licencia SafeCreative +1109170080108
"La tercera persona del plural" está registrado en SafeCreative #1109180085292 

Nos vemos

Mera fotografía amparada por una licencia SafeCreative +1109170080108

15.9.11

El sitio azul

"En referencia al túnel con una luz cegadora al final, la explicación que da el grupo de neurocientíficos de la Universidad de Cambridge es que el flujo sanguíneo y de oxígeno se agota en el ojo, algo que podría producirse ante una situación extrema cercana a la muerte [...] El posible culpable de la experiencia más común, la de revivir los momentos más importantes de la vida, podría ser el locus coeruleus, una región anatómica del tallo cerebral que libera noradrenalina, la hormona del estrés que se segrega a niveles más altos durante un trauma. Esta región del cerebro está muy conectada  con otras regiones destinadas a controlar las emociones y la memoria, como la amígdala cerebral y el hipotálamo. " (Un grupo de neurocientíficos explica el por qué de las experiencias cercanas a la muerte, "La Vanguardia" del 14 de septiembre de 2011)

l tallo cerebral no es cualquier cosa y será por eso por lo que está en la parte más interior de la cabeza, al resguardo de pelotazos y testarazos en general. Sé un poco lo que es el tallo cerebral y hasta el hipotálamo pero nunca había oído hablar del locus coeruleus o sitio azul, donde parece ser que se fragua en instantes la película rápida de nuestra propia vida cuando sentimos el peligro y la determinación de la muerte. Otra cosa, como le leí ayer en un comentario de una tal Alma a los neurocientíficos, es que "explicar como funciona un coche no significa entender hacia donde va..." A su vez un comentario firmado por un alias Lmussol le repuso a Alma: "al desgüace" [sic]. Esa diéresis espúrea propia de la inmersión lingüística y la convivencia del español y el catalán no es importante y ahí hasta queda bien, ante el desangelamiento que podría inspirarnos la respuesta. 
Creo sinceramente que neurocientíficos, Alma y Lmussol, todos, tienen razón. Si acaso les diría a los neurocientíficos que fueran más modestos en sus afirmaciones. Me atrevo a deslizar aquella frase que al final no sabemos si pronunció José Letamendi o Gregorio Marañón sobre que "el que solo sabe de medicina ni de medicina sabe" y es que me temo que -salvo algunas excepciones- los autodenominados científicos (en realidad "investigadores") se pasan la vida estudiando lo suyo y un campo muy preciso que por su vertiginosa estrechez nos parecería inconcebible a los mortales más comunes. Yo he podido conocer algunos de ellos que se han pasado toda su vida hasta la treintena o más sin establecer contactos humanos fuera de su campo de estudio y el ámbito propiamente familiar inmediato. Aunque hoy día la Pijociencia más estupendísima habla mucho de la transversalidad de las disciplinas, diremos un tanto burdamente que desprecian cuanto ignoran. A servidora, como creo que a Alma, no me sobra saber que es en el sitio azul donde en condiciones de un trastorno neurohormonal crítico reproducimos los "momentos estelares" de nuestra historia, frase que tomo prestada de Zweig. Pero eso no responde mis preguntas ni las de casi nadie, y no por una especie de obcecación en los planos esotéricos, que son un fastidio, sino porque yo ya me estoy devanando los sesos pensando qué tono tiene ese azul del sitio donde se produce el montaje de nuestra travesía por la vida. ¿Será un azul prusiano? ¿Cadmio? ¿Noche africana?

La frase que sí que podemos atribuir a Marañón es una que a mí me convence: "La ciencia, a pesar de sus progresos increíbles, no puede ni podrá nunca explicarlo todo. Cada vez ganará nuevas zonas a lo que hoy parece inexplicable. Pero las rayas fronterizas del saber, por muy lejos que se eleven, tendrán siempre delante un infinito mundo de misterio".


"El sitio azul" está amparado por una licencia SafeCreative #1109150069994

Estarcido


14.9.11

Somos agua, somos sed

ra Montaigne una de los autores preferidos de Josep Pla, si mal no recuerdo. Lo que yo más recuerdo de Montaigne es lo que abundan en sus Ensayos las citas clásicas sea en latín o en griego. Y en algún momento, tal vez en su ensayo sobre la mentira, se refiere a que el engaño era en la Grecia clásica algo que tenia hasta prestigio y demostraba un ingenio encomiable, mientras que en Roma era una deshonra. En nuestra España clásica, que también podemos decir que la hubo, el engaño tuvo su edad de oro en las formas de la ostentación, la triquiñuela y el timo. 
Creo ya haber escrito antes que lo contrario de una condición no es solo su opuesta sino también otra que se sitúe equidistante. Por ejemplo, lo clásico (en Grecia, Roma y España) es que lo contrario de la mentira es la verdad, aunque bien podríamos defender que la verdad es una cuestión de precisión y de adoptar una actitud abiertamente honesta ante la realidad, mientras que la mentira es una alteración o hasta negación de la verdad por pulsión patológica o por fines interesados y obcecación. Y sin embargo aunque todo eso está admitido no nos lleva muy lejos y acaba siendo una entelequia. En el Álbum, donde no vamos a ninguna parte ni buscamos una conclusión, más bien nos inclinamos por pensar que lo contrario de la autenticidad es el escándalo, entendiendo por escándalo el afán por sacar la intimidad al espacio público. Me repugna profundamente que haya personas que ventilen sus miserias fuera del espacio íntimo. De la misma manera que en nuestro país se tiende a confundir la vida pública y la vida privada, cosa que es corrupción o escándalo, también se produce esa especie de telecinquización de la vida personal, que además no sé si es interesante.
Hablar de la claridad no indecorosa ni falseadora con que pienso que debemos intentar vivir es poco menos que imposible sin acudir al ejemplo y modelo del agua. Por eso hoy he elegido la alberca sevillana de Sorolla con ese agua que es espejo y es cristal, que es reflejo y es transparencia, que es  brillo pero de frescura y uno de los símbolos universales de la pureza. A veces creo que somos sed.

"La alberca" (Alcázar de Sevilla) de Joaquín Sorolla, 1910
Estos días, pensando en la sed, me acordé de la tortura de Manolo, después de la crucifixión con que Roma castigaba a los extranjeros, y me acordé de cuando los soldados le acercaron a los labios una caña con una esponja empapada en vinagre. Hay por ahí un vídeo en donde se explica que ese tipo de esponjas son las que se solían emplear en los baños públicos a cambio del actual papel higiénico. Unos esclavos se acercaban a la fila de letrinas y con una especie de pértiga limpiaban el culo y demás de los sedentes con las esponjas susodichas. El vinagre servía para desinfectarlas entre un uso y el siguiente uso los susodichos y las susodichas de los sedentes. Por lo tanto se podría decir que acercar a los labios de Jesús de Nazaret una esponja empapada en vinagre tendría además de un cariz cruel, el de la burla y la ignonimia.
La sombra de la tapia se refleja en la alberca de color morado, un morado que recuerda la gota del Ribera de Duero Torremorón, un vino que completa todo su "discurso" en una sola copa y que al día siguiente si la dejáramos por lavar nos descubriría el poso inconfundible del tinto que no se ha hecho con moderneces químicas. Mejor que el Torremorón solo hay una cosa, el agua pura.

"Somos agua, somos sed" está amparado por una licencia SafeCreative #1109140059257

13.9.11

España no es Grecia (post en preparación)

"His staff have become very creative when it comes to tracking down tax offenders: They use police helicopters to fly over Athens' affluent suburbs and make films of homes owned by doctors, lawyers and businesspeople. They use satellite pictures by Google Earth to locate country villas, swimming pools and properties. And these tactics have revealed that the suburbs didn't have 324 swimming pools, as was reported, but rather 16,974" (Spiegel)

"Con el presidente griego, George Papandreou, llamando a la represión de los evasores de impuestos – que se cree que costó a la economía tanto como £ 40 mil millones al año – que ahora debe recurrir a medios extraños para identificar a los tramposos. Después de la emisión de advertencias el año pasado, funcionarios del gobierno dicen que se fijan para desplegar espías helicópteros, junto con control de Google Earth imágenes de satélite, para mostrar quien  tiene una piscina en los suburbios del norte – un indicador, según las autoridades, de la riqueza del propietario.
Oficialmente, poco más de 300 residentes Kifissia admitieron haber tenido una piscina. La cifra real se cree que es de 20.000. Hay incluso un auge en las ventas de lonas para cubrir piscinas y hacerlos invisibles a los inspectores de impuestos aéreos.
“La medida más popular y eficaz utilizada por los propietarios es para camuflar su piscina con una malla de color caqui militar para que se vea como sotobosque natural”, dice Vasilis Logothetis, director de una empresa de construcción de natación, piscina. ”De esa manera, ni helicópteros, ni Google Earth pueden detectarlos.
Pero ante la amenaza de una ofensiva, el dinero está saliendo del país en los paraísos fiscales en el extranjero, tales como Liechtenstein, las Bahamas y Chipre." (Yahel)

9.9.11

Los patos de Nymphenburg

Mera fotografía amparada por una licencia SafeCreative +1109090028068

Post 688: el algarrobo de Jávea

la flor del berro, mi blog eliminado,  fue un locus amoenus y ·Álbum del tiempo· más bien ronda el tópico del tempus fugit (el paso irremediable del tiempo) y del peregrinatio vitae. Si hay un próximo blog veo que ya será una meditación sobre omnia mors aequat (la muerte todo lo iguala) y el equivalente sic transit gloria mundi
La imagen de hoy reproduce un cuadro de Sorolla que fue subastado en Sothebys en otoño de 2010 con un precio, que no valor, estimado entre 350.000 y 585.000 euros. Un crudo invierno de hará quince años se heló el algarrobo que hay en Collserola al pie de la carretera de las Roquetes que subé a Torre Baró. Nadie hubiera dado ni un euro por él, pero ahora está frondoso y da muy buena sombra, nunca habían brotado de él tantos frutos y su fragancia es extasiante. Ni un euro, hubiéramos dado. El cuadro de Sorolla es de un lugar de Jávea o Xàbia (Alicante) y verdaderamente recrea otro tópico, el Mediterráneo.
La danza de números en que vivimos habitualmente acabará siendo también un tópico. Ayer leí en "La Vanguardia" que en el Hospital de Sant Pau de Barcelona se había iniciado un expediente de regulación de empleo o ERO  (expedient de regulació d'ocupació) de 500 trabajadores en una plantilla de 300. Me acogí al derecho de rectificación que brinda el diario digital y les sugerí que lo más probable es que la plantilla del Hospital de Sant Pau fuera más bien de 3.000 trabajadores e incluso más. Según qué se considere plantilla, porque cada vez ha habido en nuestros hospitales más personal flotante que -si se me permite el humor negro- está tocado y hundido. Esas cifras al cabo de una noche no tienen ya casi ningún valor puesto que he leído en mi twitter que en el diario "Ara" se comenta que el ERE es de 900 trabajadores.
Perdonen que divague si les remito a otra imagen que fotografié en el nuevo Hospital de Sant Pau con ocasión de una exposición de su historia. Es sobre la plantilla del antiguo Hospital tardomedieval. En el post que escribí en "Varium" remitía a la Wikipedia, que a su vez recoge la historia del hospital, el cual se originó el año 1401:
"[...] por la fusión (“reducción”) de seis hospitales que por aquel entonces existían en Barcelona y que a raíz de la peste de 1348 y la crisis demográfica posterior entraron en una profunda crisis económica. El nombre de la nueva institución fue Hospital de la Santa Creu (Hospital de la Santa Cruz). La MIA (Muy Ilustre Administración) se componía de dos canónigos de la Catedral de Barcelona y dos miembros del Consejo de Ciento (órgano de gobierno de la ciudad de Barcelona). La gestión estaba a cargo de un Prior, que siempre era un sacerdote (en Valencia se llamaba clavario y en Zaragoza Mayordomo). Hasta 1904, fue la principal institución asistencial del principado de Cataluña y, con los hospitales de Gracia de Zaragoza y General de Valencia, las tres piezas clave del dispositivo de acción social de la Corona de Aragón. Situado en el Raval de Barcelona (actualmente el edificio es la sede de la Biblioteca de Catalunya) el crecimiento urbanístico de la ciudad durante el siglo XVIII le rodeó".
Yo estudié en el edificio gótico de 1401 (hoy Biblioteca de Catalunya), luego hice mis prácticas de bibliotecaria-documentalista en el edificio modernista de 1902 y cuando aún no había acabado los estudios obtuve una beca para trabajar en la Biblioteca Cambó, situada en el pabellón principal, que era bonita de verdad y que no sé qué habrá sido de ella. No en vano el edificio es patrimonio de la Humanidad desde 1997. Las nuevas dependencias, en vez de estar repartidas por pabellones, como sus dos anteriores versiones, son un edificio moderno con el típico vestíbulo descomunal y diáfano, muy fotogénico, y el resto de la instalación no es accesible a todo el mundo porque está dotada de un sistema de seguridad que permite a cada cual entrar donde se le supone sin más. De todas maneras lo que pude ver y saber me permitió lamentar que aunque las habitaciones de los pacientes son espaciosas, obligaban en general a cubrir distancias al personal enfermero y que el personal no disfruta de luz natural. Es decir hay un vestíbulo muy trendy, estupendo y fotogénico, de "cara a la galería", con luz a raudales, aunque de matices metálicos, y sin embargo el personal -que a veces cumple guardias de 12 horas y más- trabaja bajo los palios de las luces crepusculares de la fluorescencia.

"El algarrobo" de Joaquin Sorolla (1898)
Las medidas de seguridad, con tarjetas que los trabajadores usan para acceder donde se les espera pero en ningún otro sitio, me recordaron que en el hospital donde yo trabajo, que es un edificio del Franquismo, encontraron por lo menos una vez un okupa que estuvo instalado  meses en una de esas zonas muertas que también deben de tener en el Hospital Clínico, cuyo núcleo creo que es del siglo XIX. Pero la historia nos enseña, como ya he dicho, que el primer Hospital de Sant Pau provenía de la fusión de los seis hospitales que tuvo Barcelona en la Baja Edad Media, ya que la crisis demográfica y la peste condujeron a la Iglesia a tomar esa medida.
Recuerdo que cuando trabajé en el Hospital de Bellvitge podía ver desde la Biblioteca del Hospital (que fue eliminada el año 1993) cada día hacia las cuatro de la tarde un rebaño de ovejas por donde luego construyeron un campo de béisbol y un geriátrico. Yo nunca estuve segura de que fuera un geriátrico puesto que por donde habían pastado las ovejas llegaba cada mediodía un inconfundible camión de la Damm. Hasta donde yo sé en los geriátricos no se consume cerveza (?). Y todas estas cuestiones y danzas de números, ovejas, cervezas y pestes bubónicas, me dan a pensar en la fragilidad de las instituciones y en su escasa versatilidad. Y la verdad es que cuando se les ocurre ser flexibles es para poderle sacar todo el jugo a la plantilla o para manejos con los administrados que son innombrables y que están al borde de la ley. 
Todo va muy rápido y ahora oigo en la radio, una hora después de haber leído el twitter, que el ERE de Sant Pau es de un millar de personas. La forma en que los números nos vapulean y esa manera a la que asistimos a las tertulias de los economistas, que hablan de la recesión como los metereólogos hablan de las tormentas y las bonanzas, como si no fueran con ellos, como algo ajeno, me descorazona y descarna. 
Ayer se descubrió una grieta activa en el salón de actos del hospital donde trabajo (Hospital Vall d'Hebron) que atraviesa el foso y tiene 9 cm de profundidad. Este salón de actos es el que está en la planta 10 del Hospital General, el cual sufre de aluminosis. Así que ayer desde mi puesto en la planta 11 me preguntaba si de caerse todo el bloque abajo como un castillo de arena zafaríamos no solo nuestro ERE sino que ayudaríamos a ir al cielo a cosa de 500 enfermos, que ahora más no habrá. Y también me pregunto qué habrá sido del algarrobo de Jávea.

"El algarrobo de Jávea" está amparado por  una licencia SafeCreative #1109090027931

6.9.11

"Inmersión lingüística"

Me empiezo a dar cuenta de que estaba por lo menos en un error. En otro. ¡Tantos ya! Cuando escuchamos una canción, yo que sé, justo el domingo por la mañana, con todo el día por delante y casi ninguna obligación, suena diferente a como suena el día siguiente. Las palabras quisiéramos que tuvieran un significado más fijo y puede que abunde la gente que como la reina de corazones con la que se tropezó Alicia en el País de Maravillas, diga que las palabras significan lo que ellos pretenden que signifiquen, ni más ni menos. A este tipo de pervertidos filológicos no hay que temerlos tanto cuando blanden las etimologías de Corominas o las de San Isidoro y los diccionarios más extensos e intonsos de la Real Academia Española de la Lengua, como a los que nos obligan a dejar una palabra a su suerte después de haberla utilizado torticeramente. 
Aunque no tenga que ver, me estoy acordando -por extensión- de Chiquito de la Calzada cuando decía diodeno (por "duodeno"), de tal manera que somos muchos los que ya dudamos de cual es la forma correcta, si diodeno o duodeno. Mi hermano es capaz de desentonar tanto tanto que cuando hemos cantado en familia "Cumpleaños feliz", su entrada impedía que ya nadie cantara como Dios manda la melodía, que tampoco es tan difícil. Es curioso lo mucho que puede llegar a influir una nota  falsa en la entonación, como si fuera algo contagioso. La frase "inmersión lingüística" siempre se había reservado para la situación por la cual alguien que quiere aprender una lengua extranjera se desplaza al lugar idóneo para que no teniendo otro remedio que usarla por la presión natural del entorno y su oficialidad, va adquiriendo un cierto dominio en el uso. De manera que muchos españoles hemos ido a hacer inmersiones lingüísticas a paises anglófonos, y personas que deseaban aprender español se han venido a Salamanca, etcétera, para poder practicar a tutiplén una de nuestras lenguas oficiales.
Para mi sorpresa esa frase se ha ido imponiendo en Cataluña para designar el modelo educativo que estos días ha sido reprendido por el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya tras el dictamen del Tribunal Supremo sobre el incumplimiento de la ley en las escuelas catalanas. Es decir, parece que se denomina "inmersión lingüística" a los privilegios o preferencias que se han concedido a la enseñanza del catalán y en catalán para asegurar su pervivencia. Y por lo tanto, las personas que vieron conculcados sus derechos a que se les impartieran las 2 horas regladas de castellano o español a sus hijos, en realidad a lo que se estaban enfrentando era a una inmersión lingüística. Yo propondría la frase "inundación lingüística" puesto que hay muchos ciudadanos de Cataluña que emplean como lengua familiar, etcétera, el castellano, y no son extranjeros que yo sepa. Así que lo que ocurre no es tanto una inmersión en una lengua extranjera sino que se les impone un modelo monolingüe que las autoridades de Ensenyament justifican en la debilidad del catalán. Todo el aparato administrativo documental del Govern también es monolingüe, en catalán, por cierto.

El mamut del escultor Miquel Dalmau, en el Parc de la Ciutadella de Barcelona. Y dos palomas

Curiosamente sin embargo, hoy, mientras comía, alguien ha dicho que "querían prohibir el catalán" [sic] en las escuelas y que dejara de ser lengua "curricular" [sic]. En realidad quería decir, supongo, "vehicular", pero por la misma razón que la "inmersión lingüística" ahora significa una cosa y su contraria, también iremos desplazando unas palabras por otras y pasará como con algunas canciones inspiradísimas de los ochenta, clásicas, que según la ocasión (sea lunes o domingo) nos harán revivir unas cosas u otras. Las palabras ya no servirán para entenderse sino para desentenderse, oponerse, contrarrestar, distorsionar y tergiversar. De manera que tengo que reconocer que estoy perdiendo la fe en las palabras e incluso ya no sé hacer tan intímamente mío aquel verso en alemán de Rainer Maria Rilke, "creo en lo que todavía no ha sido dicho", y tendré que doblarme ante aquella frase de Antonio Machado de que la poesía es palabra esencial en el tiempo. La poesía y cualquier cosa con vocales y consonantes.

El post "Inmersión lingüística" está protegido por una licencia SafeCreative #1109060008373

4.9.11

Un baño de humildad

a en tiempos de "*A la flor del berro" vine a decir que para mí la Etimología era un poco como la Heráldica para Marguerite Yourcenar, dicho sea guardando las debidas distancias y las odiosas comparaciones. Esto no queda claro si era porque era una ocupación de su hermano por parte de padre, que era medio tonto, o si el hermano se volvió medio tonto con los entresijos de las escuderías y blasones linajudos. Y sin embargo al consultar qué era lo correcto, si "en olor de multitudes" o "en loor de multitudes" me he tenido que tropezar con una explicación que de alguna manera recoge lo peor de la Etimología, ese punto en el cual se dirime si fue antes el olor o el loor con igual autoridad y seguridad. Parece menos probable que el cultismo con "loor" derivara a una frase de menor dificultad fonética y más vulgar que el "olor" fuera transformado en una locución más rimbombante y prosopopéyica. Esas confusiones como la que se da entre loor/olor son muy típicas del lenguaje vivo y poco intervenido. Precisamente José Bono, el presidente del Parlamento español el otro día introdujo una corrección tras la maratoniana sesión sobre el techo del déficit en la Constitución. Luego habrá que hacer las paredes, la cocina, todo. Como coexisten expresiones como "en relación con" y "con relación a", en el texto que se  discutía se había introducido "en relación a", que al parecer es incorrecto según la Nueva Gramática y hasta las viejas.
El uso de una locución incorrecta o pseudocorrecta se impone fácilmente, lo mismo que ocurre con algunas ideas. Algunas ideas a fuerza de repetirse, aunque sean incluso falsas, llegan a señorear el patio. Una de ellas es la de que el Estado sostiene la Iglesia, como vimos comenté hace poco. Otra la de que las palomas son ratas. Los enamorados de la precisión diríamos "ratas" y además "voladoras". Esta frase empezó a cobrar fuerza en los ochenta y ya está totalmente instalada y aceptada.

Foto: Aaoiue
El Ayuntamiento de Barcelona prácticamente ha conseguido erradicar las palomas de Barcelona, pero la lucha contra la plaga no sé si alcanza a mirlos, lavanderas, cotorras y gaviotas (los gorriones ya no se ven). Es cierto que los excrementos de las palomas, las enfermedades que pueden transmitir, etc. son algo que había que combatir sin cejar. Y sin embargo yo no puedo dejar de considerar los buenos servicios que tienen las palomas en su hoja. No solo en el arte o en los mitos, como el de la paloma que tras el Diluvio fue enviada a tierra y devolvió a Noé en su pico una hoja de olivo. Estoy pensando en las palomas militares, que junto con los caballos y otros equinos y los perros tanto han hecho por secundar nuestra insania. El 28 de marzo de 2008 se disolvió la Sección Colombófila del Ejército de Tierra y el Palomar Militar Central de El Pardo.  
He podido ver desde mi casa varios ataques de gaviotas a palomas y eso me permite afirmar, no sin todas la prudencia, que las palomas son mucho más inteligentes que las gaviotas. Esta aseveración podría ilustrarla con anécdotas de conocidos que han llegado a domesticar algún ejemplar, pero me alejaría del núcleo del post, que es el de la modestia. O la humildad. Pero parece que la "humildad" es algo tan inmerecidamente desprestigiado como inmerecidamente prestigiada está la ironía y otros cinismos. Las palomas suelen ser el símbolo de la paz y hasta del amor, por ser el ave consagrada a Venus si mal no recuerdo. El arrullo en los palomares es un motivo clásico en la lírica. Y sin embargo yo más bien asocio las palomas a la modestia.
La fotografía de hoy para el álbum es la del baño de un gorrión y una paloma en un charco del Parque de la Ciudadela, sin olor de multitudes ni loor de multitudes. Un baño de humildad. Y es que los baños de humildad son tan reconfortantes como los pediluvios, tan desintoxicantes como los baños de vapor y tan tonificantes como el frigidarium de las termas.

"Un baño de humildad" está amparado por una licencia SafeCreative #1109049991733

2.9.11

Brugmansia

La brugmansia no abunda en Barcelona. Había y supongo que aún hay un arbusto en el jardín del edificio histórico de la Universidad de Barcelona. Una compañera de Lengua Gallega I, ibicenca, me comentó un día que su madre las preparaba en Sant Antoni. Hacía tortitas creo. La brugmansia o trompetera es una de las plantitas rituales amerindias potente y enteramente tóxica y temida por sus efectos imprevisibles, que pueden ser incluso por contacto. Se suele equiparar uno de sus principios, la escopolamina o burundanga chamánica, con la datura o estramonio, que estos días da que hablar. 

Una brugmansia se puede ver, aunque cada vez menos, estos días en las paradas de autobús, adornando la cabeza un la modelo de un anuncio cuyo producto no recuerdo. Como si fuera una hada. Pero, como digo, su belleza oculta un peligro atroz y su peligro atroz oculta también una belleza misteriosa. ¿Hay belleza que no sea misteriosa?
*
Mera fotografía amparada por una licencia SafeCreative +1109029976903
*

Brugmansia (1)

Mera fotografía amparada por una licencia SafeCreative +1109029976903